miércoles, julio 12, 2006

Justicia?

Una sombra, un quejido, un golpe. Solo treinta segundos duro el final (o el principio – aunque no se que comenzaba-).
Una vida ya hecha y algo más por vivir aún; familia, amigos, quereres y desamores; en él; ya no tenían sentido. Cuando diez pulgadas de acero se hundieron en su pecho: solo llanto quedó tras de si; cada borbotón sanguíneo, paría una nueva venganza, un nuevo pedido de muerte; un odio nuevo nacía apuntalado en reclamos de justicia. Ya no había espacio para el perdón o las lágrimas.
Justicia!
Justicia por este nuevo inocente caído al amparo de la indolencia de la ley y la seguridad.
Salvemos, aunque mas no podamos, la identidad de esta humanidad mansillada.
J. R. Videla, se llamaba, lo asaltaron: vieron un viejito y lo atracaron; era tan solo otro abuelo fácil de golpear.
Y mató el demonio.
Ejecutó al verdugo.
Alma impura, que insulta al mundo repudiando la ley y la vida; has limpiado la escoria.
Maldito! Maldito en tu ignorancia, odio y carencia.
Apagó el clamor, quebró el derecho, me mancho en su sangriento vivir; cómplice en él me creó.
¿Por qué justo a él?; ¿por qué así?.
¿Justicia?, ¿para quién?, ¿cuál es la justicia?, ¿cómo reclamarla?, ¿dónde la encuentro en mí?.

miércoles, abril 12, 2006

¿Y si alguien me lo explica?

En estos dias tuve una experiencia que podria decir fue alucinogena.
Naci en Ciudadela y me crie en los suburbios de Moron, y ahora habito un poco corrido de la zona oeste.
Pero la cuestion es que apuballado, atragantado y completamente avazallado e hipnotizado con publicidades, series, peliculas, culebrones, musica y afines sustancias alucinogenas, pretendi dar riendas sueltas a una vida de aventuras, va!, intentar fabricar mi propio road-movie.
Y como en un viejo film, tome un trapito y un palo para irme, unicamente, con las pertenencias muy caras a mis sentimientos y a mi desparpajo descubri, que todas las que ya me quedaban cumplian esta condicion y entraban en el futuro paquetito, ya que el resto, me lo comi, lo vendi, o lo cambie por comida en el club del trueque ya desaparecido.
Bue, asi es mejor, me dije, envolvi mis bartulos y parti hacia Ezeiza, porque que mejor lugar para un road movie que los eeuu. Y hacia alli me dirigi. Una vez llegado al puerto aereo, renovado e insignia de lo que queremos los argentinos (como dice la publicidad), ticket en mano (el cual habia podido comprar gracias a las bondades de un diminuto servicio medico, ubicado en los alrededores de un extenso y ostentoso "country" el cual a su vez esta enrededor de un aun mas grande selecto barrio precario, previa donacion de unos de mis riñones, total pensaba usar solo uno, asi que el repuesto bien podia donarlo a la ciencia).
Fue un lindo viaje en el deposito con las cajas (era un boleto social - nuevo trato del gobierno con las compañias aereas-). Una vez llegado al pais de los sueños, estupefacto quede cuando al desembarcar, unos jovenes muy cordiales, tratando de imitar algo similar al castellano, me agarraron de la barba y me estimularon con un extenso cuestionario politico-social-economico-religioso el cual respondi de muy buena gana, mas luego de esto con una enorme sonrisa pelaron
esposas palos y pistolas taser, ante esto, respondi con reflejos argentino-felinos y me trepe al tren de aterrizaje de un avioncito del "condor" que partia hacia Buenos Aires.
Hola pampa mia, pense, y como estaba agotado por el viaje, camine hasta una estacion de tren (para vivir una trainmovie), y espere, espere, espere, hasta que divise una columana de humo y hacia ahi me fui silvando. Cuando llegue me entere que era el ultimo convoy que aun funcionaba, que el resto habia desaparecido o ya no andaba. La verdad, me corrio un lagrimon y corri desesperado hasta la primera ruta que hubiera, y atravesando alternadamente, countrys y villas, villas y countrys, llegue a una autovia. Y ahi, justo ahi se me pianto otra lagrima, era propiamente zona de bombardeo, eso si cuando les explique una simpatica niña que atendia una casilla de peaje para peatones, que queria pararme en medio de la ruta para ser atropellado y aplastado por un camion corral bien lleno de ganado o por un cerealero, me dio un tierno beso en la mejilla, me cobro 3 pesos y me dejo pasar, no sin antes decirme "camiones ya no hay, la carne y el grano se vendio al mister... al mister....."
Que alguien me explique, esto fue un sueño, una vision de futuro o me intoxique con la molleja importada de estados unidos
que compre en Coto.
En estos dias tuve una experiencia que podria decir fue alucinogena.Naci en Ciudadela y me crie en los suburbios de Moron, y ahora habito un poco corrido de la zona oeste. Pero la cuestion es
que apuballado, atragantado y completamente avazallado e hipnotizado con publicidades, series, peliculas, culebrones, musica y afines sustancias alucinogenas, pretendi dar riendas sueltas a una vida de aventuras, va!, intentar fabricar mi propio road movie.
Y como en un viejo film, tome un trapito y un palo para irme, unicamente, con las pertenencias muy caras a mis sentimientos y a mi desparpajo descubri, que todas las que ya me quedaban cumplian esta condicion y entraban en el futuro paquetito, ya que el resto, me lo comi, lo vendi, o lo cambie por comida en el club del trueque ya desaparecido.
Bue, asi es mejor, me dije, envolvi mis bartulos y parti hacia Ezeiza, porque que mejor lugar para un road movie que los eeuu. Y hacia alli me dirigi. Una vez llegado al puerto aereo, renovado e insignia de lo que queremos los argentinos (como dice la publicidad), ticket en mano (el cual habia podido comprar gracias a las bondades de un diminuto servicio medico, ubicado en los alrededores de un extenso y ostentoso "country" el cual a su vez esta enrededor de un aun mas grande selecto barrio precario, previa donacion de unos de mis riñones, total pensaba usar solo uno, asi que el repuesto bien podia donarlo a la ciencia).
Fue un lindo viaje en el deposito con las cajas (era un boleto social - nuevo trato del gobierno con las compañias aereas-). Una vez llegado al pais de los sueños, estupefacto quede cuando al desembarcar, unos jovenes muy cordiales, tratando de imitar algo similar al castellano, me agarraron de la barba y me estimularon con un extenso cuestionario politico-social-economico-religioso el cual respondi de muy buena gana, mas luego de esto con una enorme sonrisa pelaron
esposas palos y pistolas taser, ante esto, respondi con reflejos argentino-felinos y me trepe al tren de aterrizaje de un avioncito del "condor" que partia hacia Buenos Aires.
Hola pampa mia, pense, y como estaba agotado por el viaje, camine hasta una estacion de tren (para vivir una trainmovie), y espere, espere, espere, hasta que divise una columana de humo y hacia ahi me fui silvando. Cuando llegue me entere que era el ultimo convoy que aun funcionaba, que el resto habia desaparecido o ya no andaba. La verdad, me corrio un lagrimon y corri desesperado hasta la primera ruta que hubiera, y atravesando alternadamente, countrys y villas, villas y countrys, llegue a una autovia. Y ahi, justo ahi se me pianto otra lagrima, era propiamente zona de bombardeo, eso si cuando les explique a una simpatica niña que atendia una casilla de peaje para peatones, que queria pararme en medio de la ruta para ser atropellado y aplastado por un camion corral bien lleno de ganado o por un cerealero, me dio un tierno beso en la mejilla, me cobro 3 pesos y me dejo pasar, no sin antes decirme "camiones ya no hay, la carne y el grano se vendio al mister... al mister....."
Que alguien me explique, esto fue un sueño, una vision de futuro o me intoxique con la molleja importada de estados unidos que compre en Coto.

viernes, febrero 17, 2006

Estamos abandonados?

A veces me pregunto, si vamos siendo abandonados progresivamente; o si tan solo vamos escalando peldaños en una escalera en la que no todos suben al mismo ritmo.
Entonces, en algunas oportunidades nos sentimos abandonados por aquellos que pueden subir más rapidamente y en otras somos nosotros quienes dejamos a los demás en el camino.
Como sea, nos percataremos que no recorrimos el camino en solitario cuando por lo menos una persona moje un pañuelo con una lágrima por nuestra muerte.

domingo, enero 15, 2006

Un poco más allá de lo que queremos creer.

Y si intentamos?, tan solo eso,si intentamos ver un poco más allá de lo que queremos o creemos ceer de los que nos dicen los medios? cuál sería nuestro error.Si hubieramos visto que en 1982 se enviaron cientos de adolescentes a una misión para la que no estaban preparados, a la que hubieran preferido no tener que ir, y seguramente no entendían para qué?; hubieramos ido tantos a la plaza a vitorear.
Si hubieramos visto la situacion financiera del pais, el estado de la educación y la salud, la distribución de la riqueza y el apogeo de la libertad de expresión?, habriamos aceptado y/o aceptado que nos robaran la constitucionalidad de Illia.
Si hubieramos visto que un país paralizado hace insustentable cualquier gobierno de facto - por mucho menos huyeron en helicoptero gobiernos electos - ?, hoy lamentariamos 30000 u 8000 o tan siquiera 1 desaparecido?
Si hubieramos visto que "obediencia debida", "punto final", "indulto", hacian flaquear aún más la democracia, que evitar que estas nacieran dando un apoyo real al gobierno que la mayoria eligió. Estariamos reclamando aún justicia.
No quisimos ver? No nos dejaron ver? Es un error tratarlo?

una pequeña cronologia

Di mi primer llanto de recien nacido con Lanusse.Comence a gatear y caminar con Campora.Empece a hablar con Peron.Inicie la primaria con Videla.Por primera vez forme parte de una murga con Viola.Me entere intelectualmente que la guerra existía con Galtieri.Me di cuenta de la pena que ocasionan los que mueren es esa guerra con Galtieri.Me enseñaron que la palabra desaparecido existia con Bignone.Ingrese al secundario con Alfonsin.Comence a vender en colectivos con Menem.Me converti en un asalariado dentro del regimen legal con Menem.Sali del regimen laboral legal con Menem.Vote por primera vez con Menem.Senti ganas de votar con consciencia con De la Rua.
Aviste la decadencia moral de un sistema politico-militar-religioso-social, conmigo mismo y los que me rodeaban, alejados de la toma de decisiones institucionales.Hoy atesoro con celo la responsabilidad de evitar que nos engañen, que nos maten, que nos desaparezcan, que nos manden a asesinar en una guerra, que nos roben, que nos defrauden con el más puto cinismo del que son capaces; porque soy un ciudadano, tan solo eso y qué más que eso.Soy un CIUDADANO ARGENTINO. No me enseñaron como serlo, ni siquiera que es. Pero bueno, es hora de que aprendamos y enseñemos, que es serlo, y los derechos, las obligaciones y los sacrificios y beneficios que ello conlleva.
Arrogantes
Represivos
Garantistas
Ecúanimes
Necios
Totalitarios
Intolerantes
Negligentes
Arbitrarios
¿Solo somos esto?, creo que sería una descripción muy corta para describirnos. Pero paraciera que cuando nos piden describirnos hacemos gala de la mayor humildad, autocrítica o hipocresía y nos batimos con la más potente artillería con la que contamos.
Será tal vez que no nos enseñaron a vernos a ojos de la relalidad, será tal tez que no aprendimos a juzgarnos a ojos de la justicia. O a lo mejor sólo somos esto o aquello, si indescriptibles, no sabemos donde estamos y a donde vamos, y lo peor ¿para qué?.
¿Dudamos de nuestra existencia?, ¿dudamos de nuestra identidad?, hacemos como el padre que no sabe como explicar un castigo a su hijo diciendo "solo quiero lo mejor para vos"; y así vamos arengando: "este es el mejor país del mundo", "somos el granero del mundo", "tirás una semilla y crece", "tenemos todos los climas" y otras frases menos agraciadas: "acá no labura el que no quiere", "este país se arregla con 2000 ladrillos", "no somos racistas".
"Dudo, luego existo" djo alguien, "dudo, hablemos y veamos si sacamos algo en blanco" digo yo. Y si, estoy seguro que soy argentino, estoy seguro que no quiero irme, mas ¿qué significa esto?: hablemos y veamos si llegamos a una conclusión.